Dunkin ‘Donuts anuncia el lanzamiento del nuevo sandwich de salchicha vegana, y se une a la lista cada vez mayor de cadenas alimenticias que se asocian con el mundo vegano,  Beyond Meat es el nombre para lanzar artículos de menú basados ​​en carnes sintéticas que propone Dunkin´donuts.

La compañía planea lanzar un nuevo sándwich de salchicha vegana.

 

Dunkin´Donuts vegana

Esta empresa que tiene como especialidad los donuts, es la última en entrar en la alimentación vegana, esto es gran noticia ya que una empresa a nivel internacional decida dar el salto a este mundo supone que cada vez los veganos estamos presentes, y cada vez somos más.

A este movimiento se le ha nombrado como «The Green Revolution», esta es la última que ha realizado este tipo de marketing pero si quieres conocer más aquí os dejo otra lista de nuevos productos veganos.

 

¿Por qué tantas empresas sacan productos veganos?

Cada vez más empresas se dan cuenta del alto nivel de crecimientos en el movimiento vegano, y ha día de hoy nos es más fácil de encontrar productos veganos en casi cualquier supermercado. Todavía queda mucho camino por delante pero cada vez hay más.

Pero esto es una gran noticia, si miramos las estadísticas, la búsqueda de vegan, veganos… Son cada vez más altas, se destaca en países como Francia y España, esto se debe a la gran concienciación que ha cogido las personas sobre la explotación animal, y que ha día de hoy se puede llevar a cabo una vida sana con una dieta vegana, de hecho es una de las más recomendadas a la hora de hacer dieta.

También influye la alarmante situación que vivimos con el calentamiento global y lo que dicen los expertos sobre este tema y dejar de consumir carne en tanto exceso sería una gran ayuda a preservar nuestro planeta.

 

¿Que dicen los expertos sobre el calentamiento global?

Los expertos en cambio climático de la ONU han alertado de las consecuencias nocivas del consumo excesivo de carne, pero ya en 2006 un informe de la FAO señalo que el impacto negativo de las explotaciones ganaderas.

Alcanzar los objetivos marcados en los Acuerdos de París para frenar el calentamiento global será muy difícil, si antes no se produce un cambio drástico en el uso del suelo, y en los hábitos de consumo de alimentos. Esta es una de las principales conclusiones que se sacan del informe presentado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Soluciones que nos ofrece la ONU Y EL IPCC para el calentamiento global

El documento, que también dice que las dietas basadas en alimentos de origen vegetal son positivas para la conservación del ecosistema, esto fuerza a los gobiernos  a poner en marcha “políticas que reduzcan el despilfarro de comida e influyan en la elección de determinadas opciones alimentarias”. Hans-Otto Pörtner, presidente del grupo de trabajo del IPCC afirmo que; “Sería realmente beneficioso, tanto para el clima como para la salud humana, que la gente de muchos países desarrollados consumiera menos carne, y que la política creara incentivos apropiados a tal efecto”.

Comer carne es malo para el planeta

Todos hemos escuchado el «chiste» de los pedos de las vacas, pero es una triste realidad que la ganadería masiva es un verdadero atentado ecológico. Las emisiones contaminantes y de efecto invernadero de esta industria son mayor que las del automóvil y el transporte, que tampoco se quedan exentos de culpa en el problema del calentamiento global, ni mucho menos.

En contra de lo que podamos pensar, no es el hombre ni su actividad industrial quien produce la mayoría de las emisiones de CO2 en nuestro planeta. Es la propia Naturaleza quien; mediante, erupciones volcánicas, procesos químicos etc, produce la mayor parte del CO2.

El CO2 es un gas necesario para la vida y la Tierra es un ser vivo en el que unos procesos compensan otros.  Gracias a ello nuestro planeta es como lo conocemos. Nosotros, con nuestro desarrollo, hemos provocado un desequilibrio y eso es lo que está provocando cambios climáticos. Podríamos decir que se cumple una ley básica de la física que se puede extrapolar a casi todos los ámbitos de nuestro día a día: toda acción trae consigo una reacción, y en este caso algo como la sobre explotación de la industria ganadera provoca este desequilibrio en el planeta.